Si no hay negociación se tomarán ‘medidas contundentes’: Policías federales

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Los policías federales emplazaron a las autoridades para una mesa de negociación a las 13 horas de este lunes y advirtieron que si no llegan “tomarán medidas contundentes”.

Adrián López, quien fungió la mañana de este lunes como vocero de los elementos federales, citó a las autoridades a dialogar, específicamente al comisario de las Fuerzas Federales de la Policía Federal (PF), Raúl Ávila, y al comandante de la Gendarmería de la PF, Benjamín Grajeda Regalado.

López no explicó a qué se refieren con “medidas contundentes”.

Alrededor de unos 250 elementos de la PF continúan en el Centro de Mando, ubicado en Iztapalapa, en donde empleados aseguran que no está cerrada la instalación y siguen las actividades.

Por otra parte, la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la CDMX instaló ahí módulos de información para los policías federales sobre los beneficios que podrían tener los policías en el Servicio de Protección Federal, adherida a esa secretaría.

En otra mesa más, buscan dar información a los elementos sobre que no se les va a correr, por lo que no se contemplan liquidaciones, y lo que se quiere es reubicarlos.

Los uniformados habían emplazado a los mandos para reanudar las pláticas a las 10 de la noche del sábado, pero ni el subsecretario Ricardo García Berdeja, ni los mandos de las Fuerzas Federales ni de la Gendarmería se presentaron.

Elementos de la Policía Federal han realizado una serie de manifestaciones desde la semana pasada en contra del proceso a seguir para integrarse a la Guardia Nacional luego de su abanderamiento y despliegue de la corporación en Campo Marte.

Las primeras protestas se realizaron el miércoles en las instalaciones del Centro de Mando ubicado en Iztapalapa.

Los policías presentaron un pliego petitorio de 16 puntos y pidieron la renuncia de los mandos, desde comandantes hasta directores. “Ellos siguen siendo los inmiscuidos en corrupción y el crimen organizado”, dijeron algunos de los manifestantes.

Los uniformados reclaman que su incorporación a la Guardia Nacional se pretendía hacer sin liquidación y renunciando al total de su antigüedad.

También reclaman que desde el inicio del Gobierno de López Obrador se les han reducido derechos laborales, incluyendo el riesgo de la desaparición de un bono mensual.

Los elementos sostuvieron también que en la transición hacia la Guardia Nacional son discriminados, indicando que muchos no fueron aceptados o que son “literalmente tratados como perros”.

Otro de los reclamos es que se les proporciona equipo caduco y de mala calidad.

Indican que su nuevo sueldo quincenal debe ser de 15 mil pesos libres de impuestos a partir de la segunda quincena de julio de este año. Piden que se instale una oficina de Derechos Humanos dentro del centro de Mando de Iztapalapa y establecer un sindicato para la Policía Federal y la Guardia Nacional.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.