EU complica refugio a afectados por Dorian

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos, manifestó ayer que el país debe asegurarse de que los inmigrantes procedentes de las Bahamas que soliciten refugio por estragos del huracán Dorian tengan la documentación adecuada, ya que sospecha que personas peligrosas podrían colarse.

“Tenemos que ser muy cuidadosos. Todo el mundo tiene que tener la documentación adecuada porque no voy a permitir que ingresen personas muy malas, miembros de pandillas y algunos traficantes de drogas”, aseguró a los periodistas en la Casa Blanca, ayer.

El mandatario estadounidense afirmó que “grandes sectores” de Nassau, la capital de Bahamas, no fueron golpeados por Dorian, por lo que buscará reubicarlos en esa zona del archipiélago.

Los comentarios de Trump se dieron después de que decenas de personas que salieron de las Bahamas, fueron expulsadas de un ferry que se dirigía a Florida, ya que no viajaban con visa estadounidense, según informes.

De acuerdo con agencias noticiosas, hubo damnificados a quienes se les permitió viajar a Estados Unidos con pasaportes, después de someterlos a un proceso de revisión para confirmar que no tuvieran antecedentes penales.

El comisionado interino de Aduanas y Protección Fronteriza de EU, Mark Morgan, expresó: “puedes imaginar cualquier tipo de desastre natural como el huracán pasado, hay muchos recursos y respuestas que podríamos usar. Aceptaremos a cualquier persona que venga, por razones humanitarias, vamos a procesarlos”, expresó a la prensa.

Posteriormente, el funcionario fronterizo aclaró que aún no hay una concesión formal del Estado de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) para las personas en Nassau afectadas por el fenómeno natural, pero indicó que las conversaciones al respecto serían apropiadas, en medio de la crisis.

Las Bahamas fueron devastadas por Dorian, que fue una tormenta de categoría 5 cuando azotó las islas. Permaneció en el sitio durante casi dos días mientras la lluvia y los vientos golpeaban las casas. Más de 40 personas murieron y miles siguen desaparecidas.

Ante la catástrofe, vista por las autoridades locales como una crisis humanitaria, Donald Trump declaró: “(las Bahamas) fueron golpeadas como nada que haya visto. Cualquiera quiere ayudar, eso está bien conmigo”. Sin embargo, no está claro si la administración trata de restringir severamente la inmigración legal e ilegal.

Por otro lado, un grupo creciente de miembros del Congreso pidió la flexibilización o suspensión de los requisitos de visa para ayudar a reunir a los bahameños varados con familiares estadounidenses.

El comisionado, Mark Morgan, expusó ayer una posible estrategia para la protección de los inmigrantes de Bahamas después de Dorian: “autoricé el despliegue de una enorme cantidad de recursos en el sur de Florida, para asegurarnos de que podamos recibir a las personas que vienen de las Bahamas. Todavía tenemos que equilibrar la necesidad humanitaria y la asistencia de quienes la necesitan con la seguridad de este país”.

Aún no se ha discutido el Estado de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) para las Bahamas —herramienta limitada, que otorga legalidad sólo a extranjeros que han sido víctimas de desastres naturales, y que dura hasta 18 meses o más, depende de la administración—. El gobierno de Estados Unidos actualmente otorga el TPS a 10 países, pero Trump ha trabajado para poner fin a esta prerrogativa, como parte de su impulso más amplio contra la inmigración.

Para los bahameños damnificados, Washington podría considerar la “libertad condicional humanitaria”, que no implica activar el TPS, ya que se ofrece después de analizar caso por caso a personas que enfrentan circunstancias extremadamente graves, causadas por fenómenos naturales, como terremotos, inundaciones o huracanes.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.