Huelga masiva del transporte público colapsa París

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

París vive este viernes una jornada de caos a causa de un paro masivo del transporte público en rechazo de la reforma de las pensiones, que afecta a cientos miles de ciudadanos que se han visto obligados a trasladarse a sus destinos por otros medios.

Diez líneas de metro están completamente cerradas, cuatro funcionan parcialmente durante las horas pico y solo circulan con normalidad las dos automatizadas pero con una afluencia muy superior a la habitual, reportó Radio Francia Internacional (RFI).

En los trenes de cercanías, las dos principales líneas (RER A y RER B, esta última el principal acceso a los dos aeropuertos de la capital) tienen un servicio muy limitado. Además un promedio de tres autobuses y muy pocos trenes de cercanías están dando servicio.

Los empleados de RATP, empresa pública que gestiona la red de Metro de París y otros transportes urbanos e interurbanos de la capital francesa y de su área metropolitana, están en huelga contra la reforma de pensiones en general y para salvaguardar sus beneficios específicos.

El paro, convocado por los sindicatos representativos de la RATP, es la primera gran protesta tras las vacaciones de verano contra la reforma de las pensiones que promueve el Gobierno del presidente Emmanuel Macron, y cuyo eje principal es crear un sistema universal para reemplazar a los más de 40 sistemas que hay en la actualidad.

La huelga de este viernes abre una larga serie de movilizaciones ya programadas contra la reforma de las pensiones. El próximo lunes están convocados a un paro colectivos como médicos, enfermeras, fisioterapeutas, pilotos de línea o personal de cabina de los aviones.

La reforma de las pensiones de Macron

Se trata de la primera gran protesta tras la vuelta de las vacaciones de verano contra la reforma de las pensiones que promueve el Gobierno del presidente, Emmanuel Macron, y cuyo eje principal es crear un sistema por puntos y unificar la cuarentena de regímenes que existen en la actualidad.

Eso concierne directamente a los empleados de la RATP, que tienen un régimen especial muy ventajoso que les permite jubilarse entre los 51 y los 62 años, con una pensión calculada únicamente sobre los seis últimos meses de su carrera. Si se les aplicase el nuevo régimen general podrían perder un 30% de la cuantía de sus pensiones.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.